miércoles, 3 de abril de 2019

Olor


lo huelo al correr de trazada a la cotidianidad
de estar groseramente intacto frente
a los hechos placenteros tú solo sabes que
de mi ya quedó casi
sin quererlo:
mi piel blanca
cuya flor de puntos procesan
el olor expedido de la mujer del mall
que de la registradora hacia afuera ya no
toca nada
ni del sabor de unos culpables de creer
que de si mismos sí son 
en un
para mi 
que me peino una y otra vez mientras escucho
la voz de belleza ronca
decirme donde vivir si sol habrá mañana
o a quien remanguerearon hoy los civiles que
mueven sus caminos de
la tierra de hombres
de piel comercializada
para retenernos
grotescamente olernos cuerpos bañados
poner de frenos nuestros pezones
de inconexas oraciones
para no solo después vernos unos minutos 
en sueños que
ya son casi séis horas
sumadas, si las sumo sí
ya son séis horas.

viernes, 15 de marzo de 2019

mujer de nadie


Perece la calma descompuesta en
tierra de cadáveres; fosas de huesos

la sujeta el muerto hombre que vive regándolas para quien
para quien si vivos
no
quedan
ya cuerpos ya recuerdos 
que de cuerpos: larvas.

para hacer de un poema un
un cementerio
abúlico
ó el rejuvenecer de sus almas disidentes.

cuan brusco puede ser hacerte a ti versado
si no existe la letra no la forma no el hueco
si no existe tu cuerpo tendido enterrado

en tierra de cadáveres en fosas de huesos

si no existe ella si quiera muerta si quiera viva

miércoles, 20 de febrero de 2019

si es o no se es


cortejar experiencias
a
posibilidades no
desbaratadas
si es o no se es
alma o cuerpo si
será cuestión de poder o
la posibilidad no
sin
errar
de persistencia reconocida
hacer como si decir algo
si es o no, o qué
se yo se haga el deseo
se haga posición
autónoma pronto
estéril
pronto vaciada
de útero
llano

Enfermedad


Las personas perseguimos una enfermedad. El ambiente de estrés, dolor, trauma  o represión busca una enfermedad en donde ampararse, depositarse y resolverse. De lo mental a lo físico es un camino directo, perturbante y extático; la transición o el espacio  vacío entre ambas es insoportable.

domingo, 30 de diciembre de 2018

Ceniza blanca



a J.M





maldecías de polvo blanco tus palabras
las maldecías una y otra vez
o quien sabe
quizás la falta de esta ceniza blanca
cubierta en agua amortiguaba
pero aún
aguabas terco el fuego de un dolor
y sin importar qué
lo pensaste una vez
y dos el dos mil dieciséis
ah y antes,
ibas negro de pecho negro, ya no
de niño
respirabas
si reías
sí,  reías atragantado
atragantado de tos
que palpita chueca y debilucha.
Te pensé esa vez en entierro
abajo
un árbol cubre ese fuego
que de fuego a deshecho
bastaron dos años
partir en dos ese bramido marinado en lástima
callar la voz desafiante que repite culpa
sí la habrías callado, sí
o bufado,
relleno de ironías póstumas
de reproches públicos
con las cejas agachadas mirarías
al que por cómplice de ojos gesta
y yo te diría absuelta:
-gringo qué alegría tienes hoy
riamos desgraciados
agotemos las cenizas
un día más maldigamos
un día más
de colmar con dicha nuestro cuerpo que se queja.